Hola

Bienvenidos a Puyahumana, el blog personal de Enrique Crespo

Recuerdo que de niño, me gustaba contemplar a mi hermano mientras dibujaba. Era fascinante ver cómo los dibujos se iban formando delante de tus narices como por arte de magia. Y es que, en realidad es magia, un milagro; el trasvase de ideas de personajes, objetos, diferentes entornos, directamente de un cerebro humano al papel. También recuerdo que no solía callarme. Una pregunta sobre el dibujo, una observación sobre C3PO o quizás una tesis sobre el funcionamiento de la adherencia de Spiderman a las paredes… cualquier cosa servía para despresurizar la mente de ese niño quieto en una silla por horas.

Es propio de la condición humana el contemplar y tratar de comprender cómo se hacen las cosas. Una tendencia que está guiada por la curiosidad que suscita la novedad y la fascinación de aprender por la observación. Sé que un blog dónde se muestran ilustraciones no es lo mismo que estar en el lateral de la mesa sin perder puntada de cómo se hace el dibujo, sin embargo, podría compartir ciertos elementos.

Hay que señalar que en un blog no sólo hay espacio para la obra acabada, también lo hay para las correcciones, para los bocetos y nuevas ideas o, incluso, para esas chispas que encenderán esas ideas. Pero sobre todo, no nos podemos olvidar del lector. Multitud de personas en el lateral de la mesa virtual contemplando y comentando qué le parece lo que ven o simplemente charlando de C3PO.

En fin. Llegados a este punto y, para imprimir un poco de solemnidad a este texto, déjenme asentar mis intenciones, formalizadas, además, por juramento. Gracias:

Juro por los textos sagrados del onanismo mental, que estoy deseoso de empujar esta nueva etapa puyahumanística allá donde ella quiera llegar. Solo espero que disfruten de Puyahumana como yo lo hacía de niño viendo cómo dibujaba mi querido hermano.