MicroTBO

MicroTBO nace del cruce de una imagen y un microrrelato. Dos poderosos elementos de la comunicación: Literatura sintetizada en su mínima expresión y la imagen, esa que muchos por ahí afirman que vale más que mil palabras… Les prometo, que atendiendo a esta última premisa, nunca encontrarán tantas palabras en esta sección, de lo contrario no podría albergar el prefijo «Micro» en su nombre, palabrita del niño Jesús.

Les puedo asegurar que la generación de estas diminutas piezas será flexible en cuanto a la chispa que desata el incendio de la creación. Me resultaría imposible saber cuál será el basamento del que partirán estos microcómics, unas veces el fuego empezará de un texto, otras de una ilustración, o quizás de una idea que quiere nacer por sí sola…

Casi todas las veces después de haber parido un microrrelato lo he deseado ilustrar por puro vicio, casi por necesidad. Cuando se trata de un microrrelato ultrabreve, una tipología específica de este escueto género literario, el imperativo vital de engalanarlo con un dibujo se multiplica por mil. Es muy tentador, irresistible… creanme.

Con la otra pata del invento, el dibujo, pues sucede lo mismo. En muchísimos casos me ha ocurrido eso de comenzar un dibujo sin saber muy bien a dónde me llegaría a conducir, pero es finalizarlo y de repente cristalizar una historia articulada en mi mente; en ciertas ocasiones acaba en un relato, en otras en un cómic y, en algunos casos en un microrrelato. Y es gracias a estos últimos casos de dónde nace MicroTBO. ¡Alabada sea la atracción lésbica de estas dos musas!

¿Qué encontraran por tanto en esta categoría de Puyahumana? Pues es muy fácil de responder: Una viñeta, sólo una, con textos; casi siempre de la mano de un narrador, aunque a veces en un bocadillo.

Tal y como ocurre en un microrrelato, a veces, los finales son abiertos, otros cerrados ya sea por el texto como por el dibujo… ¿quién sabe? Ellos mismos pedirán cómo ser.

Pues nada, no me queda más que añadir al respecto. Sólo espero que les guste esta sección tanto como a mí me ha gustado la elaboración de estos escuetos microTBOs

Número 25

Este microTBO se generó a partir de la necesidad que tuve de dibujar a un personaje con un traje de aislamiento con sistema de soporte vital a modo de buzo.

Primera impresión

Obra nacida de juguetear con esas webs generadoras de laberintos automáticos, también de la desconfianza que ciertas personas son capaces de provocarnos con su sola mirada.