Por ahí viene alegrando el suelo que pisa. Ahí la tenéis, airosa, contra el viento. Doce caballeros la escoltan en su gloria. Los más nobles de las doce casas. ¡Mírala! Saliendo pura de la música, deseada por la luz. ¡Vamos al camino en su encuentro! Quiero tenerla cerca. Es la más hermosa; con su sóla presencia florece la verdad de la evidencia. Vamos a su encuentro, no puedo estar lejos. Cuánta belleza transporta. Mira su boca, en esos labios habita…