Rareza Espacial

En mi etapa como estudiante universitario tenía un compañero que me llamaba Major tom. David Bowie era uno de esos artístas que gastaban los cabezales de nuestros reproductores de casetes. Mi buen amigo Roberto Camacho, de Badajoz él, me llamaba así, ya que mi obsesión por esta canción era tan grande que me me lo habría ganado a pulso. Qué coñazo le tuve que dar al pobre…

Unos años más tarde, en mi etapa en la ciudad condal, realicé un cómic inspirado en esta pieza musical. Imagino que de alguna forma se lo debía a esta coplilla de tanto manoseo.

Realmente esta primera versión era idéntica en cuanto a estilo de dibujo a la de este webcómic pero el hilo argumental difiere bastante a partir de la segunda entrega de esta obra que nos ocupa. Ambas versiones, sin embargo, comparten la misma intención y razón de ser. Digamos para entendernos que estos dos cómics empiezan donde termina esta fabulosa composición de David Bowie.

Rareza Espacial no se llamó así en un principio. Debido a una mala traducción fruto de lo que los lingúistas llaman falsos amigos, comenzó llamándose Odisea Espacial. En su seno también guardaba otra nefasta traducción: El rango militar del Major Tom fue transcrito al español como «Mayor Tom», no sé a ustedes, pero a mí estos pequeños fallos me repatean, detallista que es uno, aunque por tratar de calzar una disculpa, esgrimiré la típica escusa de que internet con todos sus recursos no tenía la presencia que tiene ahora en nuestras vidas, ¿cuela? Ambos errores están corregidos hoy por hoy.

Rareza Espacial fue una categoría que inició Puyahumana desde el principio ese emocionante 20 de abril de 2008. Está pensada como una saga de las grandes y le tengo reservada en mi cabeza tres libros.

Estructura y sinopsis

Intentaré que la estructura de todas sus entradas sea la misma, los diferentes capítulos estarán acompañados por alguna de las inumerables versiones extraídas de YouTube. No se pueden imaginar cuántos entusiastas ha fabricado este obra maestra a lo largo del ancho mundo. Es una manera ideal de no encontrarme solo en mi obsesión.

En esta colección nos encontraremos con los eternos y últimos momentos del valiente Major Tom, astronauta que, tras un fallo en su cápsula, es condenado a vagar por el espacio a la espera de que la muerte lo termine por poseer con su abrazo asfixiante o, quizás no…