Me acuerdo que recién superada la decena de años, en el telediario sonaba un estribillo persistente que nunca llegaba a entender: La Guerra de Irán-Irak… ocho años duró la puñetera, 1980-1988.