Comencé este cómic de una manera casi fortuita. Recuerdo que un día tonteando con la tablet, dibujé con pocos trazos a un señor de alcurnia y a un pequeño niño al lado. Sentí tanto gozo al colorearlo que sin darme cuenta empecé a ponerles bocadillos para que dialogasen.

Este capítulo me recuerda al capítulo piloto de cualquier serie. Una entrega con los personajes sin formar, sin armazón narrativo, con giros que hoy por hoy quitaría, pero es tan buen comienzo para algo que rebosa posibilidades…

Dominios, esta primera entrega de Charly, fue publicada el 5 de marzo de 2009 en mi añorada Puyahumana, por entoces ser bloguero era la repera.

Compartir


Más entradas de esta categoría